Los colores de la montaña


El balón de fútbol de Manuel, el regalo que sus padres le dieron en su cumpleaños, cae en un campo minado. Antes de que los muchachos fueran a rescatar el balón, una marrana desafortunada entra en este y estalla por los aires ante la mirada atónita de todos y su sacrificio los salva de haber sido uno de ellos.

Es una película de Carlos César Arbeláez que ya se exhibe en teatros colombianos esta semana.

La vi ayer en el Colombo-Americano de Medellín. El teatro estaba lleno y era natural, pues fue bien referenciada en el Festival de Cine de Cartagena al cual fueron los niños actores quienes conocieron entonces por primera vez el mar. Es que se trata de actores naturales, niños campesinos paisas.

El drama de los niños por recuperar el balón se enmarca en el drama del conflicto armado colombiano. Primero los grupos guerrilleros con su afan de involucrar a los campesinos en sus procesos. Después el avance macabro de los paramilitares con su intimidación, tortura, muerte y terror que causa el desplazamiento. La presencia nula del Estado entre las montañas del país. La única presencia se da en la fragilidad de una joven profesora que le dice a los niños ‘la escuela es de ustedes, de nadie más ¿cómo así?‘ mientras pinta con ellos un mural, el paisaje campesino de montañas que ven, para borrar los grafitis amenazantes: ‘guerrillero, ponte el uniforme o muere de civil‘. La profesora se tiene que ir de la vereda al día siguiente. No hay espacio en el campo para la civilidad, la educación, la decencia, la paz. El campesinado está a merced de los violentos. Son ellos los que mandan, los que minan los potreros, los que citan a reuniones a los que hay que ir o ‘ya veremos si no va‘.

Los escenarios son estupendos, con esos paisajes de la Montaña Antioqueña que no tienen que envidiarle a ninguno de Nueva Zelandia o del Perú. Los actores no parecen naturales ni ficticios. Si son naturales, son talentos buenos que auguran una buena carrera profesional. El único actor profesional es el papá de Manuel, Hernán Méndez.

A lo último queda el espectador en un grado tal de impotencia, como lo es la realidad de nuestro país, al ver la ternura rodeada del macabro de una guerra desigual.

About these ads

Acerca de Albeiro Rodas

Albeiro Rodas (in Cambodia Sky Ly Samnang), is a MA in Digital Communication, independent journalist and a Salesian of Don Bosco from Amalfi, Colombia, based in Cambodia since 1999. He is the creator of the Don Bosco schools of journalism in Sihanoukville and Kep with young people from poor communities and the founder of the Don Bosco Kep Children Fund. Medal for Social Commitment UPB (2010); among the 100 more upstanding Colombians abroad (Marca Colombia, 2012, http://www.youtube.com/watch?v=X39xwdGtVXI) and among the 12 Colombians that are making this a better world 2013 (http://www.colombia.co/en/culture/colombians-that-are-making-this-a-better-world.html).
Esta entrada fue publicada en Conflicto, Cultura, Sociedad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los colores de la montaña

  1. valentina ospina ramirez dijo:

    esta muy bn pero yo nesecito el resumen en letras no en pelicula lo nesecito rapido

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s