No hay peligro radiactivo para América Latina


De acuerdo a expertos en asuntos nucleares de diferentes paises del mundo, no existe un riesgo de contaminación núclear en un país como Colombia o de América Latina porque los niveles de radiación emitidos a causa de la exploción de la planta nuclear de Fukushima son demasiado bajos y no representan un riesgo real para la salud humana. El incidente nuclear ni siquiera reviste la gravedad que tuvieron en su tiempo accidentes como el de Chernobyl en 1986 y el la planta nuclear Three Miles Islands de Estados Unidos en 1979. La agencia metereológica del Japón dijo en las últimas horas que los vientos soplan hacia el este, en dirección hacia el oceano Pacífico, pero el bajo nivel de radiación no representa un peligro para los paises vecinos y mucho menos para un país tan lejano como es Colombia. El comité científico sobre efectos de radiación atómica de las Naciones Unidas declaró a Reuters que el escape radiactivo de la planta de Fukushima no representa un peligro para la salud humana y que las 140 mil personas que fueron evacuadas de la zona lo fueron como medida preventiva. Por su parte la Organización Mundial de la Salud dijo que la emisión radioactiva es demasiado baja y que no hay que temer. El director de la Planta de Energía Nuclear de Suecia le dijo a la agencia Reuters que la exploción en Fukushima no representa un peligro para ningún otro país.

RT| Adiós a las visas entre Rusia y Chile


Bueno este tipo de cosas, pero cada vez me convenzo que las visas son todo un negocio, una herramienta política y una forma descriminatoria. En el caso colombiano, nuestro pasaporte es víctima de una descriminación internacional que estoy pensando cómo denunciar como un atentado en contra de los derechos humanos.

‘Santander’ por Fernando González


En este bicentenario de la independencia de las naciones latinoamericanas, una buena lectura sería esta del Brujo de Otraparte que nos ofrece la Casa Museo en línea: ‘Ahí está la diferencia con la Argentina y Chile. Aquí, los criollos nobles dieron su grito de independencia y no hubo guerra. Chile y la Argentina quedaron de colonias de Inglaterra, la cual ejerce el mando por intermedio de las noblezas de Santiago y Buenos Aires. Si a la Nueva Granada no hubiese venido Morillo, habría quedado mandando la oligarquía de los criollos jurisperitos de los colegios del Rosario y San Bartolomé. Y el pueblo habría quedado en la oscuridad, sin voz, como lo están el roto y el gaucho’.  Descarga el pdf aquí.

La patria y la tragedia por Laura García


A Marco Enríquez-Ominami le pareció en 2003 que ser chileno es “una tragedia” y lo dijo a viva voz; como es obvio, ese pecadillo se lo están cobrando con intereses sus opositores de contienda electoral. Pero vamos a dejar en paz a Marco, que, a fin de cuentas, ya le han dado mucho palo. Sigue leyendo