Cumbre Iberoamericana


Por que no te callas“¿Por qué no te callas?”, dijo el rey Juan Carlos de Borbón al presidente Chávez

Por Albeiro Rodas

Las cumbres iberoamericanas fueron creadas con el ánimo de promover la cooperación y el desarrollo de los países ibeoramericanos.

La primera fue realizada entre el 18 y 19 de julio de 1991 en Guadalajara, México.

Santiago de Chile. Terminó la VII Cumbre Iberoamericana realizada en Santiago de Chile entre el 9 y 10 de noviembre con una agenda de gran interés para los observadores en donde el protagonismo se lo llevó España y el presidente venezolano Hugo Chávez.

“La cohesión social”, propuesta de la presidente chilena Michelle Bachelet, fue contestada abiertamente por Chávez que la calificó de conservadora y estática, mientras centró sus críticas hacia el comportamiento de las empresas españolas en Latinoamérica y llamó al expresidente español José María Aznar como “fascista” y quien habría apoyado un intento de golpe de estado contra Chávez.

Los ataques de Chávez contra Aznar suscitaron una airada respuesta del presidente José Luís Rodríguez Zapatero y una increpación del rey Juan Carlos quien le dijo a Chávez “¿Por qué no te callas?” antes de retirarse definitivamente del recinto. Por su parte Rodríguez Zapatero salió en la defensa del expresidente José María Aznar, uno de sus principales opositores políticos, pero de quien dijo “se puede estar en las antípodas de una posición ideológica y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar, pero fue elegido por los españoles y exijo ese respeto”.

Transformación social

El presidente Hugo Chávez, célebre ya en el plano internacional por sus intervenciones directas y por fuera de cualquier protocolo establecido, llamó la atención sobre el delicado tema entre Bolivia y Chile por la salida al mar. “Bolivia tiene su mar”, afirmó, recordando que durante la época de la independencia esa era la situación y un tema que ha sido doloroso para los bolivianos, la única nación suramericana sin salida al mar y cuyos diálogos con Chile al respecto fueron interrumpidos en 1978.


A la propuesta de Bachellet de una “cohesión social”, Chávez planteó el de una “transformación social”, mientras se celebró una cumbre paralela, “Cumbre Social por la Amistad e Integración de los Pueblos Iberoamericanos” con la participación de jóvenes, representantes indígenas, universitarios y obreros más.

Según el periodista colombiano Leonardo Cáceres de El Tiempo de Bogotá, “el gran éxito de Chile, como país organizador, se focalizó en la aprobación unánime del Convenio Multilateral de Seguridad Social Iberoamericano, aprobado por los cancilleres y por los gobernantes, pero que sólo entrará en vigencia cuando los parlamentos de cada país den su visto bueno”.

Importancia de esta cumbre

Sea que Chávez demuestre o no un afan de protagonismo en este tipo de encuentros, lo cierto es que esta VII Cumbre Iberoamericana rompe los esquemas y revela un nuevo orden de cosas en el plano latinoamericano y en su relación con los países industrializados. La identidad latina o hispánica que une a esta gran constelación de naciones que incluye naciones ricas como España, Andorra y Portugal con naciones empobrecidas como El Salvador o Nicaragua, no son suficientes para trazar proyectos mancomunados que tiendan a un gran desarrollo. Es necesario que Latinoamérica y la Península Ibérica, resanen las heridas históricas, muchas de las cuales han sido causa de desventajas sociales. Por otro lado, en el nuevo ordenamiento mundial, Latinoamérica no es más una especie de menor de edad en la política, la economía o la lucha por un desarrollo sostenido y sostenible, sino que es posible que estos estados del sur del Río Grande, tantas veces ignorados e incluso excluidos del concepto occidental, sean más críticos de sus destinos.

Seguramente el presidente venezolano, con muchas cosas por revizar en sus políticas, debería aprender un poco más que la diplomacia tiene su lugar dentro del proceso de diálogo entre los pueblos, pero también es necesario entender que quien quiera entrar en diálogo con una Latinoamerica contemporánea, incluso aquellos que le están unidos por historia, deben estar preparados para responder con inteligencia a una diplomacia criolla y directa, escrita con el pulso del hambre de la verdad y la impaciencia por sociedades mejores.

Referencia:

CÁCERES, Leonardo. Hugo Chávez le puso pimienta a la Cumbre Iberoamericana. El Tiempo, Santiago, 9 de noviembre de 2007.

Anuncios

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s