Álvaro Mutis recibe homenaje mexicano en Guadalajara


Discurso de Álvaro Mutis en la Feria de Guadalajara

¿Buscando a los maestros colombianos? búsquelos en México

Por Albeiro Rodas

ColPas – foto de vivamexicolindo.com. El célebre escritor colombiano Álvaro Mutis es motivo de homenaje en la XXI Feria Internacional del Libro que se realizará en Guadalajara entre el 24 de noviembre y el 2 de diciembre próximos. En la Feria también estarán presentes otras celebridades colombianas del mundo de las letras, las artes, el cine y destacadas casas editorias, según el diario méxicano El Occidental.

En un discurso dirigido a la Feria por parte de Mutis, habla de la belleza que recuerda de Colombia en su exilio de México “(…) en esa serenidad de un Edén al sexto día de la Creación, vuelvo a encontrar aquella imagen intacta“.

Sin embargo Mutis, quien nació en Bogotá en 1923, ha vivido la mayor parte de su vida en el extranjero. Primero estuvo en Bélgica hasta 1932 cuando regresó a Colombia, trabajó en la emisora Nueva Mundo – es célebre por su gran voz – y después en México en donde se radicó desde 1956 hasta el presente. Si Mutis recuerda la belleza de Colombia, es posible que esté recordando la que vio en el espacio de 24 años (1932 – 1956). Pero Mutis es sin duda uno de los colombianos más leidos en la tierra. El autor del libro que más lo identifica, Maqroll el Naviero, ha recibido premios de una gran altura internacional que le falta sólo el Premio Nóbel para terminar: Premio Nacional de las Letras en Poesía en 1974 (ya estaba en México), Premio Medici de Francia en 1997 (mejor obra extranjera), Premio Príncipe de Asturias en 1997 y el “Nóbel” de la hispanidad, el Premio Cervantes en 2001.

Al buscar a esos colombianos que por fuera del país “dejan bien a Colombia” como diría un mensaje de promoción que conozco, me pongo a pensar en algo de lo cual me llamó la atención un amigo extranjero: ¿Por qué no vuelven al país? Si recuerdan con tanta nostalgia aquella “serenidad de un Edén” ¿porqué no cogen el primer vuelo y entran a ese Edén para hacerlo más grande? Ciertamente no se trata de cuestionar las razones de los maestros de las letras colombianas como la eminencia de un Álvaro Mutis, un Gabriel García Márquez – al que ya algunos otros le han hecho anotaciones similares -, de un Fernando Vallejo, de un Porfirio Barbajacob, por mencionar a los escritores y no a los médicos, científicos, profesores y tantos millares de otros que le dan su materia gris a Estados Unidos, Canadá, Europa, México y de los cuales Colombia se queda sólo con los registros en las enciclopedias “este nació en Colombia, pero ha vivido toda su vida en OtraParte” (para usar la entrañable finca del insigne Fernando González que se fue a radicarse a Envigado y que cuando fue a Italia Musolini lo expulsó porque se reía de sus delirios de César decadente.

Me gustan mucho en cambio – y no es que desprecie a los exiliados, por supuesto – tipos como González y su finca, Pedro Nel Gómez que se fue a radicar a Aranjuez, Medellín con su esposa florentina – es decir, que era de Florencia, Italia – y a pintar esos murales llenos de colombianidad (él no tuvo que cerrar los ojos para ver esas imágenes inolvidables de la Colombia edénica, sino que por el contrario, los abría, la veía y pintaba… qué tipazo y qué brochazos), un Leo Matiz Espinoza, aquel que también era de Aracataca y que escribió su Cien Años de Soledad con su cámara y que recibió su “Premio Nóbel de Fotografía” (este no existe en realidad) de la historia que todavía lo aclama y que recorrió México, Estados Unidos, Europa y Venezuela, pero siempre tuvo su “Otraparte” en su Colombia controvertida.

Yo no sé, pero no me imagino al doctor Patarroyo viviendo en el extranjero, ni al poeta y patriarca Jorge Robledo Ortiz, ni me imagino a Andrés Caycedo por fuera de Cali, ni a Debora Arango, que la exiliaron dentro de la misma Colombia, que se hubiera ido a Holanda, ni a tantos otros.

Esta fuga de cerebros tiene su significado y muchos otros países la han vivido. No más miren a Argentina durante la dictadura militar, a Chile, a España cuando Franco, a la misma Italia. Pero cuando muchos grandes artistas y escritores argentinos se exiliaron, algunos como Charly García decidieron quedarse para que cuando los que se fueron regresen, hubiese alguno para recibirlos, alguno para abrirles la puerta, como dice la historiadora colombiana Diana Uribe. Seguramente algún día – y ese día no esté lejano -, este pobretón escritor de bitacoras electrónicas que no tiene quien le escriba ni quien le patrocine sus novelitas colombo-asiáticas de comunas medellinenses, volverá a su Colombia para quedarse y morir en ella – como sea -, pero morir inspirado por ese como “Edén de sexto día de la creación” que es mi patria, la que inspira más de lo que me ha inspirado el resto de la tierra.

Fuentes

Anuncios

One thought on “Álvaro Mutis recibe homenaje mexicano en Guadalajara

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s