A propósito de la marcha del 6 de marzo| Un debate impostergable


Por Cecilia López Montaño ( cecilia@cecilialopez.com)

Bogotá. La marcha del 6 de marzo dejó unas lecciones impactantes. Más que un desfile de gente, lo que se dio fue una expresión de dolor a través de símbolos que demostraban claramente las distintas formas de violencia que ha vivido una población invisibilizada, en medio de una sociedad, en gran medida, superficial e insolidaria. La barbarie de los paramilitares fue el epicentro, sin desconocer las actuaciones criminales de la guerrilla. Pero fueron los desplazados y su profundo dolor y, sobre todo, los desaparecidos que con sus fotos cargadas por familiares, llenaron calles y plazas de las distintas ciudades del país y de países extranjeros. Ese dolor que caracterizó la marcha del 6 de marzo que, entre otras, no recibió ningún apoyo del Gobierno ni expresión alguna de solidaridad y, que tampoco contó con sectores de la dirigencia colombiana, demostró que llegó el momento de enfrentar la realidad de ese otro país que llora y que no tiene apoyo estatal,  mientras otros acumulan riqueza y reciben beneficios gubernamentales.
Por ese escenario que está en la memoria de quienes asistimos y de quienes se marginaron por razones equivocadas, se justifica plenamente el debate sobre el caso de Carimagua. Allí se han dado todos los elementos para entender cuáles son las verdaderas prioridades del Gobierno y en cómo ve esta administración a las víctimas. Cómo lejos de un interés por construir una sociedad moderna, igualitaria donde los derechos ciudadanos se respeten y se cumplan, se busca construir un país de empresarios que cuenten con el Estado como su socio, convirtiendo al resto de los colombianos en peones, en súbditos, en aparceros de los grandes capitalistas. Es volver al pasado como dice Rudy Hommes; es desconocer lo que implica realmente la modernidad y el respeto al ser humano por humilde que este sea. Es buscar atajos para sacarle el quite a los mandatos constitucionales que exigen dar prioridad a aquellos que han sufrido la desidia del Estado.

Pero, probablemente, el tema más interesante e importante de este debate en la plenaria del Senado de la República es la muestra de cómo en este país de leyes, estas se utilizan para evadir las responsabilidades que emanan de la Constitución del 91 y de los mandatos de la Corte Constitucional del 2004 sobre las responsabilidades del Estado con la población desplazada. A través de leyes, de decretos avalados por sus amigos en el Congreso de la República, se legitima el despojo de derechos a una población sumida en una crisis humanitaria. Cómo es posible que hoy 3 millones de personas sean paupérrimas sin haberlo sido antes, y todo gracias a que el Estado colombiano no les garantizó sus derechos. Y además ahora los ve y los trata como ciudadanos de segunda, sin derechos creando sin duda, una profunda crisis humanitaria que debería avergonzar a toda Colombia. 

Con Carimagua se demuestra que hay leyes buenas y hay leyes malas y, que el hecho de que existan normas no garantiza el bienestar de los ciudadanos. Las víctimas, representadas en su gran mayoría por mujeres, demostraron el 6 de marzo que este es un país indiferente pero que, por fortuna, empieza a despertarse, a tomar conciencia de que debe exigirle al Estado que cumpla con sus responsabilidades si no quiere someterse a un juicio histórico. Este es el ambiente en el cual se desarrollará el debate sobre Carimagua, tierra destinada a desplazados pero que hoy se la arrebatan de sus manos, con base en normas legales, para consolidar un modelo de desarrollo desplazador. Para dejarlo más claro, se va a realizar la tercera contrarreforma agraria desde el Gobierno mismo no con balas, como lo hicieron los paramilitares sino con leyes y con el apoyo de sus mayorías en el Congreso de la República.

 Por todo lo anterior, el debate sobre Carimagua es absolutamente impostergable.

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s