Afroamericanos y latinos inician diálogo en Los Ángeles


Piden más programas de intervención. (Ciro Cesar/La Opinión)

Líderes de organizaciones antipandillas buscan una forma conjunta de frenar la escalada de la violencia. (Ciro Cesar/La Opinión)

Por Agustín Durán — La Opinión Digital
agustin.duran@laopinion.com
14 de marzo de 2008

Un grupo de 20 especialistas en programas de prevención e intervención pandilleril de la organización Venice 2000 se reunió ayer en el parque Westchester para dialogar sobre la violencia que ha surgido en las última semanas en la ciudad.

El objetivo de la reunión fue analizar entre ellos si realmente la causa de la violencia entre pandillas afroamericanas y latinas se debe al factor racial pero, sobre todo, tratar de disminuir este problema.

“Queremos buscar soluciones entre nosotros mismos, y llevarlas de regreso a los barrios donde trabajamos para evitar que siga muriendo gente, especialmente inocente”, afirmó Luis Álamo, uno de los especialistas de Venice 2000.

Por su parte, el ministro Tony Mohammad, invitado para hablar del tema, manifestó que el verdadero enemigo a vencer para combatir la violencia entre latinos y afroamericanos es la ignorancia.

“Si supiéramos nuestra historia nos daríamos cuenta de lo mucho que tenemos en común los dos grupos, pero hasta que ese momento llegue, el sistema seguirá abusando de nuestra ignorancia y haciéndonos creer que no nos queremos”, expresó Mohammad.

Según Mohammad el problema no está en el color de la piel, sino de un sistema corporativo carcelario que se beneficia de la violencia entre grupos de distintas razas.

“Hay gente que hace dinero teniendo más prisioneros en las cárceles y son ellos quienes nos hacen creer que somos dos grupos antagónicos, cuando en realidad tenemos más puntos en común de los que nos separan”, afirmó el ministro.

Sin embargo, Mohammad, al igual que los especialistas en intervención que participaron en la charla de ayer, admitió que “hay pequeños brotes de violencia en algunos lugares de la ciudad donde el factor detonante haya sido el color”, lo cual calificó como signos de ignorancia.

George Ávalos Tejeda, organizador de la reunión y él mismo un ex pandillero ahora especialista en programas de intervención entre pandillas, diariamente habla con miembros de pandillas afroamericanas y latinas.

“No puedo negar que habrá algunos pandilleros que tengan ciertos sentimientos negativos con personas de otro grupo pero no son todos ni en todas las áreas. Aquí los latinos y afroamericanos trabajamos en conjunto y sin problemas”, expresó Tejeda.

Según él lo que está pasando es un intento de desviar la atención del problema principal que es la necesidad de más programas de prevención e intervención para ayudar a los jóvenes.

Pero —agregó— “la solución de encarcelar a niños como castigo y no como una medida de regeneración empeora la situación y en realidad no arregla nada”.

Clinton Noble, director asistente de Venice 2000 y quien trabaja en conjunto con Tejeda, expresó su opinión de que el grupo que más daño hace a los latinos son los mismos latinos y el grupo que hace más daño a los negros son los mismos afroamericanos.

“No cabe duda que hay más violencia entre pandillas del mismo grupo, pero eso no se reporta, y cuando surge un crimen donde la víctima y el victimario son de diferente grupo, entonces empiezan los cuestionamientos sobre la relación de ambas comunidades en general”, expresó.

“No podemos generalizar, sabemos que puede haber una que otra pandilla o uno que otro miembro que tenga resentimientos contra otro grupo, pero creo que en general ambas comunidades nos respetamos mutuamente, hacemos trabajo en conjunto y la mayoría tiene buenas relaciones “, expresó Noble.

Benny Owens, director afroamericano de Detours en Torrance, dice haber trabajado con organizaciones latinas para apoyarse en programas de intervención por varios años y agregó que no siente que haya sentimientos encontrados con los latinos.

“He trabajado por 15 años con las pandillas en Los Ángeles, y no podemos negar que en algunos incidentes pueda haber cuestiones raciales, pero en general, son los problemas pandilleriles los que arrebatan la vida de personas inocentes y no viceversa”.

Agregó que las mismas pandillas han reprochado las balaceras que matan a gente inocente porque no consideran que la raza sea un factor determinante en sus actividades delictivas.

Los especialistas en los programas de prevención dijeron que no llegaron a una decisión todavía, y se volverán a reunir en las siguientes semanas para sacar conclusiones y posteriormente buscarle una solución al problema de la violencia en general.

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s