A proteger especies en Panamá y en todas partes


Por Albeiro Rodas

Fotografía de Dulcerudy, una especie de ranita centroamericana llamada coquí (Eleutherodactylus spp). Animalitos como estos tan atrayentes, terminan haciendo viajes sin pasaporte a otros países, lo que pone en riesgo su existencia.

Una de las situaciones que los países receptores de turismo internacional e incluso nacional, deben afrontar es el de la protección de los recursos naturales y de la ecología en general. Con climas tropicales la naturaleza tiende a ser derrochadora de colores y especies y ello se convierte en un atractivo para muchos. Llevar pájaros coloridos y raros a otros países para que adornen los ambientes puede convertirse en un problema tan grave como los robos arqueológicos o la explotación infantil, también asociados en tantas ocasiones al turismo de todo tipo.

El pasado mes de mayo la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá, anunció por medio del Sistema Estatal de Radio y Televisión que 357 especies de animales estaban en peligro de extinción. Dicha noticia no sólo debe preocupar a los panameños, sino a todos los países de la región y poner el grito en el cielo en un tiempo en el cual afrontamos un rápido aceleramiento del calentamiento global.

No sólo depende de elaborar rígidas leyes, tan necesarias para criminalizar la cacería indiscriminada, la destrucción de bosques, la contaminación de corrientes de agua y otros eventos intencionales, sino que es necesario fomentar la educación de la sociedad en general sobre la necesidad de proteger nuestra ecología.

Pero tendríamos que detenernos también en la educación a lo que se puede llamar el ecoturismo. Los visitantes a regiones naturales de ecosistemas delicados, deberán entender que de ellos depende en gran medida la protección de dichos ambientes y que su admiración y estudio no debe alterar su equilibrio ecológico. La exportación de especies de un ecosistema a otro trae como riesgo la alteración de ambos ecosistemas. Transportar una planta tropical a un país de clima estepario puede traer consecuencias graves para ambos bosques.

Tiempo de darle prioridad a la ecología, la cual constituye una riqueza sin igual de nuestros países latinoamericanos.

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s