Un museo ¿para Pinochet?


Pinochet y Videla 2.jpg

Augusto Pinochet y Jorge Rafael Videla, jefes de las dictaduras militares de Chile y Argentina, que fueron de una gran severidad en América Latina.

El fin de semana pasado, Lucía Hiriart de Pinochet, inauguró el Museo Pinochet con el fin de rendir un homenaje a la memoria del General que lideró por ocho años una de las más extremas dictaduras militares del Hemisferio Occidental en Chile. Lógicamente el evento ha causado una división de opiniones en el país austral. Pero ¿qué significado tiene esto para una democracia?

Es posible que Augusto Pinochet no necesite de un museo para ser recordado. Cientos de documentos testimonian los actos que su gobierno llevó para acallar de manera definitiva a la oposición y gobernar de manera autocrática su nación. Si bien para muchos el boom económico de la Chile actual tiene raíz en las políticas económicas del general, visión debatible y conflictiva, más de tres mil políticos de la oposición fueron ejecutados o desaparecidos por el regimen entre 1973 y 1981, mientras otros cientos fueron torturados o exiliados. Pinochet, quien murió el 10 de diciembre de 2006 en medio de un polémico juicio a su gobierno, se le imputa de numerosos crimenes contra los derechos humanos.

Obviamente la apertura del Museo Pinochet he recibido fuertes críticas de los enemigos políticos del general y de los que reclaman un juicio histórico a sus actos. Pero el dictador tiene por su parte numerosos simpatizantes que no ven la historia de Chile de la misma manera.

Otra visión sobre la cual se puede reflexionar, aparte de lo que signifique el museo para amigos o enemigos, es lo que este representa para la madurez de una democracia como la chilena y el ejemplo que esta dé a las naciones latinoamericanas con conflictos similares o igual de trágicos y sus procesos de reconciliación.

Pedro Matta, uno de los opositores al regimen, quien fuera arrestado y torturado en 1975 en la infame Villa Grimaldi de Santiago, el principal centro de detención, afirmó a BBC News que la apertura del museo es en realidad un hecho positivo, porque demuestra los enormes cambios a los que se ha visto sometido el país desde los tiempos de la dictadura.

“El hecho de que se abra un museo a Pinochet, muestra que en estos días somos libres de expresar nuestras diferencias y no le tenemos miedo a las diferencias”, dijo al medio británico.

La semana pasada, mientras la viuda de Pinochet abría el célebre museo, la presidente socialista Michelle Bachelet y quien también estuvo detenida en Villa Grimaldi, puso la primera piedra de lo que será seguramente el museo de los derechos humanos de Santiago.

Lógicamente el fantasma de Pinochet da vueltas por la conciencia de quienes fueron responsables de la precipitación sangrienta de la democracia del Chile de los 70 y del dolor nunca acabado de las víctimas. Pero Matta tiene razón: este evento mide el pulso de la democracia chilena. Una democracia en donde todos son libres de expresar sus ideas, así sean cosas como la de rendir un homenaje al jefe de una dictadura de los alcances trágicos de la de Pinochet.

La paz de América Latina nunca se dará después de la eliminación física, moral o intelectual del oponente. La paz de nuestras sociedades se dará sin duda, cuando todos podamos vivir tranquilos, siendo lo que somos, obviamente dentro del bien social, sin sentirnos amenazados los unos por los otros.

Quizá ya sea hora de Pablo Milanés pueda cantar en la capital aquella melodía:

“Yo pisaré las calles nuevamente

de lo que fue Santiago ensangrentada,

y en una hermosa plaza liberada

me detendré a llorar por los ausentes…”

Anuncios

3 thoughts on “Un museo ¿para Pinochet?

  1. A Chile le ha costado poder salir adelante despues de aquel periodo, psicologicamente hablando, aun hay familias divididas, amistades terminadas y vidas separadas por razones politicas, y un museo a la memoria del Gral Pinochet no hace más que ayudar a un país a tener memoria, poder mirar al pasado , acordarse de lo que eso fue, pasado y a mirar hacia adelante. Ademas recordemos que una importante cantidad de chilenos apoyo el regimen pinochetista, y merecen tener un lugar donde recordar a quien, de una forma u otra, salvo a sus familias, su patrimonio, y los ayudo a salir adelante despues de un periodo donde casi todo se daba por perdido (periodo pre-pinochet).

  2. Sí sres.!!!! PInochet se merece un museo y mas!!! Reconstruyó Chile ya que el presidente anterior junto con dejar quebrado al pais y muriendo de hambre, “valientemente” se dispara con las armas que le mando Cuba para acabar con la legalidad en Chile, que no le permitía llevar a cabo su “gobierno popular” (que, ojo, NO ERA APOYADO POR LA MAYORIA DEL PAIS, SOLO UN 33%).
    Es cierto que murio gente, PERO MURIERON DE AMBOS LADOS (si sres. los comunistasn tambien disparaban y mataban gente, pero claro!! ellos sí que no tienen derechos humanos).
    Saludos, y preocupense de sus propios problemas.

  3. Un manto ilusorio que intenta cubrir esas diferencias que en Chile aun no se han olvidado, y que es mas, no hemos de olvidar…
    Sabemos la historia, y olvidarla nos hará repetirla una y otra vez.

    El patrimonio del Asesino de Pinochet se encuentra en las balas y la sangre que hizo correr, y eso, ningún museo no hará olvidar.

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s