El juicio a los jemeres rojos


duch

Duch visto por Haro (colombiapassport.com).

Mejor tarde que nunca” es la frase de esta semana, una frase popular que adquiere todo su sentido de frente al largamente esperado juicio a los jemeres rojos en Camboya. Esta semana fuimos testigos de como Duch, el que fuera un excelente maestro de escuela, llegó a ser un perverso torturador en S-21, la prisión en la que más de 14 mil personas fueron interrogadas y ejecutadas. Su conversión al cristianismo es posiblemente uno de los motivantes que le han hecho ponerse totalmente en manos de la justicia y la historia. Que sea este un modelo a seguir en muchos países del mundo en donde reina la impunidad y la indiferencia al dolor de las víctimas.

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s