Del romanticismo de la paz y la crisis de la violencia


Con un país que lleva más de cincuenta años de violencias en cadena, una tras de otra y sin cesar, es bueno analizar el cómo para muchos la paz es una especie de imposición a la fuerza. Claro que todos en Colombia y fuera de ella anhelamos la paz y que esta paz sea hecha de manos de la justicia. Pero es bueno también que seamos realistas y sepamos que la paz no se logra de la noche a la mañana y más en un país como Colombia.

La paz no nace tampoco de triunfos militares o de la represión armada. Ante todo eso, la paz es en verdad una paloma tímida que huye lejos y sin querer regresar. En la actualidad estamos en medio de dos bandos: los que pecan del triunfalismo y los que pecan del más completo pesimismo. Como los extremos se tocan, uno y otro terminan en lo mismo:

Los que cifran toda su confianza en el triunfalismo, no admiten ni pueden admitir que la realidad siga siendo cruda en muchos sentidos. Actúan como las agencias de turismo que embellecen el cuadro del país y lo empaquetan para venderlo en las plazas del mundo. Son los que creen que las cosas fueron superadas, que hay paz por todas partes, que nadie sufre y que todo el mundo es rosadamente hermoso. Estos son los que reaccionan con violencia ante aquellos que les demuestran con hechos que no todo está en perfecto orden como ellos quisiesen y que todavía hay mucho qué hacer.

El otro extremo es de esos pesimistas endémicos que recorren el país como profetas del apocalipsis. Los que siembran todo de dudas, los que no creen en nadie ni en ninguna institución, los que le ven el pero a todo, los que acusan al gobierno de los torrenciales aguaceros. De este lado es imposible abrir un debate hacia una propuesta clara, porque para estos la solución es que el oponente desaparezca y les deje el camino a ellos, aunque esté demostrado en historia que en su tiempo nada hicieron.

Con el recrudecimiento de la violencia en Medellín entre pandillas, se alborotan representantes de ambos bandos y se dicen cosas sin sentido. Incluso hay quienes enarbolan el anti-paisismo como un evidente chivo expiatorio. Una idea muy singular de que la situación del país ha sido causada por los paisas. Este pensamiento, seguramente recostado en una oposición antipática hacia el presidente paisa actual, peca no solo de absurdo, sino que de peligroso e ignorante. Viene de quien entiende la realidad del país desde simplisismos macabros que han generado más violencia en la historia nacional.

Lo mismo con los panfletos que grupos criminales distribuyeron sobre la “limpieza social”. Entonces todo se quiere ver como una evidencia de que nada se ha hecho, de que nada ha progresado, de que todo era una pantomima.

Al otro lado los ilusos de la paz lograda que intentan cubrirlo todo con cal y canto. Igualmente lo reducen a los más mínimos elementos ya enseñados en la historia nacional: se trata de un “simple” problema de “orden social”.

Pero… ¿será que la paz se logra así, de esa manera tan simple, después de tantas divisiones que tenemos?

No. La paz es un proceso largo, tedioso, que requiere paciencia y compromiso y mucha seriedad en tratar las causas de ello: a la raiz de nuestra violencia en Colombia se encuentra la pobreza y la falta de oportunidades. Es allí en donde todos, incluso los actores armados, debemos trabajar con constancia. Debemos construir nuestra nación y dejar de centrarnos en discusiones bisantinas. Hay que dejar la división de los partidos de las que hablaba el Libertador.

Anuncios

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s