¡Enseñando inglés sin saber… qué oso!


Dicen pues que con la crisis mundial, muchos colombianos en el exterior regresan a su terruño natal porque se quedaron sin trabajo y sin sueño americano que realizar. Pues bien, si vienes de un país de habla inglesa, esta es tu oportunidad: la ministra de educación Cecilia María Vélez White se dio cuenta de lo que todos sabíamos: que en Colombia para enseñar inglés en las escuelas y universidades, no se requiere hablar inglés.

Eso es como si en Estados Unidos, a uno se le ocurriera enseñar español sin saber nada de español y sólo se guiara del libro. Imáginense la pronunciación que enseña, diciendo JAIVOU por “huevo”, MANAIKE por “Mónica” y JOLA TAITU por “Hola Tito”. Pues ese es exactamente el mismo efecto que da cuando una persona que no sabe hablar inglés produce cuando se pone a enseñarles inglés a los niños.

“Good morning classe… I am Mister Bonifacio Pérez para servirle y I am your nuevo ticher of Englizz”

El Ministerio de Educación hizo un examen a once mil profesores del país, según relata la Ministra Vélez y el test dió que cinco mil no hablan inglés y 6 mil saben algún rudimento.

También anota la ministra que el problema no es sólo colombiano sino que es común a toda América Latina, un auténtico problema en el contexto de un mundo globalizado en donde el inglés se convirtió en un pasaporte internacional.

Ello también demuestra el poco interés que ha tenido el país en desarrollar excelentes planes de enseñanza del inglés. Si una persona puede enseñar inglés sin saberlo, quiere decir que no existe un interés real en que los estudiantes y los jóvenes colombianos lleguen a dominar esa lengua en un país que está a sólo cuatro horas en avión de Miami.

El Ministerio abrió entonces una segunda convocatoria llamada “Diagnóstico Nacional de Nivel de Inglés” para profesores de inglés en instituciones de educación pública y las incripciones tienen como fecha límite el 26 de junio en el portal “Colombia Aprende“.

Estrategias

Hacer que un país alcance un buen nivel en el manejo de una segunda lengua no es difícil si se hacen cambios revolucionarios. Numerosos países de la tierra lo han logrado sin que por ello se vea laserada su identidad cultural. Una nación como la India en donde se hablan miles de lenguas es un buen ejemplo. Por otra parte, es sabido que estudiantes africanos en Europa llegan a un excelente nivel de formación gracias a que vienen de países con múltiples idiomas (por ejemplo Congo, Nigeria, Etiopía).

Los países latinoamericanos han mantenido la unicidad de su lengua (español o portugués) debido a las rígidas normas que prohibieron los idiomas indoamericanos durante la colonización europea del continente. Ello contribuyó a la extinción de muchas lenguas y a la marginación de muchas otras. En Colombia el idioma chibcha de los muiscas casi se extingue completamente hacia finales del siglo XIX y en la actualidad son muy pocos los esfuerzos que se hacen para conservarlo, sólo de líderes muiscas solitarios, mientras un país como Irlanda, de habla inglesa, insiste en preservar el antiguo idioma celta en sus calles.

Un país con una doble lengua tiene la oportunidad de entrar más fácilmente en contacto con el mundo y promover su propia cultura e imagen.

La prensa colombiana, por ejemplo, se realiza casi exclusivamente en español (con experiencias recientes y con frecuencia no apoyadas por el Estado como Colombia Passport o Colombia Report), lo que hace que el periodismo en inglés, que alcanza a países de otros idiomas como los asiaticos, sea hecho por lo general por personas ajenas al país y que lo miran desde una distancia cultural y mental, con la consecuente promoción de prejuicios.

Pronunciación

La pronunciación es sin duda una de las claves en la enseñanza del inglés. Los profesores que no saben inglés y lo enseñan, se centran casi exclusivamente en la teoría linguística, es decir, en la gramática. Como no han tenido contacto con nativos del inglés, ignoran esta parte esencial, lo que lleva a que sus alumnos no puedan comprender a un nativo cuando les habla y a su vez no puedan hacerse entender.

Para exponerse al habla nativa, las nuevas tecnologías han desarrollado excelentes instrumentos que lo permiten como programas de video y audio y páginas de Internet con excelentes programas sonoros que los estudiantes pueden seguir de manera divertada e interactuar con estudiantes de inglés de otras partes del mundo.

Por otra parte, los profesores de inglés podrían participar en programas de intercambio con países anglófonos y, como dijimos arriba, los colombianos que vienen de países de habla inglesa podrían contribuir mucho a la formación de los profesores.

Es también curioso que Colombia tenga un departamento de habla inglesa, el Archipiélago de San Andrés y Providencia y no se aproveche como manera de desarrollar los programas de inglés en el país. Muchos profesores sanandresanos estarían gustosos seguramente de ser invitados a capacitar a sus colegas del interior.

The idea is to make it real… 🙂

Anuncios

5 thoughts on “¡Enseñando inglés sin saber… qué oso!

  1. Española Clara Amador-Watson, llegó a Bogotá para conocer cómo avanza
    implementación del inglés.
    En varios colegios del país se enseña inglés con métodos ‘arcaicos’. A
    pesar de que en Colombia se formuló un programa nacional de
    bilingüismo -en el que se busca priorizar el aprendizaje de este
    idioma como segunda lengua en todo el sistema educativo-, en algunas
    instituciones no pasa de ser una asignatura más.

    Así lo afirma Clara Amador-Watson, experta en bilingüismo y desarrollo
    del inglés como segunda lengua, con doctorado en política educativa y
    administración de la Universidad de California, y quien estuvo de
    visita en Colombia, invitada por Facultad de Educación de la
    Universidad de La Sabana. “Hay que crear la necesidad de comunicarse
    en inglés para hablar de bilingüismo, y esto no existe”, dice la
    experta nacida en España y con nacionalidad estadounidense. Ella
    visitó varios colegios de Bogotá y municipios cercanos para conocer de
    cerca la implementación del inglés como lengua extranjera.

    ¿Cómo ve el proceso de bilingüismo en Colombia, desde la política educativa?

    Es una apuesta interesante en la internacionalización de Colombia,
    pero hay desconexión entre el proyecto de Estado y la realidad de los
    colegios. Muchas instituciones públicas están ancladas en la
    perspectiva del inglés como lengua extranjera, es decir, como una
    asignatura más que se enseña desde sexto grado, ni siquiera en la
    primaria. Los profesores saben hablarlo, pero no saben enseñarlo. Y en
    algunos colegios privados contratan profesores del extranjero que, en
    ocasiones, tampoco saben enseñarlo.

    ¿En qué fallan?

    No tienen el concepto de la metodología para enseñar el inglés. Se
    atienen a la gramática y a traducir palabra por palabra. Seguimos
    enseñando los verbos to be y to have de forma rígida y les pedimos a
    los niños llenar espacios en blanco para completar oraciones, es
    decir, una estructura gramatical obsoleta. No hay discurso, ni
    pragmática, y esto lo he visto particularmente en los colegios
    públicos. Los docentes no encuentran capacitación y, si la hay, no la
    conocen.

    ¿Cuál es el mejor modelo de aprendizaje del inglés?

    Hay que buscar una metodología de competencia comunicativa; que el
    maestro cree un espacio donde haya la necesidad de comunicarse, una
    razón por la cual hablar y expresarse en inglés. No traducir
    textualmente. Cuando traduzco, rompo la necesidad de aprender el
    idioma.
    ¿
    No se ha entendido el concepto de bilingüismo en el sector educativo?

    La política del Gobierno habla del inglés como segundo idioma, pero es
    una falacia. Para que en un país haya la necesidad de hablar un
    segundo idioma, debe haber contextos comunicativos de la vida real en
    los que ese idioma se pida. No es el caso de Colombia. El inglés no es
    una segunda lengua para sobrevivir, es la lengua de la élite, de los
    niños privilegiados. No hay una construcción consensuada del
    bilingüismo. Los colegios privados están mucho más avanzados en este
    concepto.

    ¿Qué hacer, entonces, en los colegios públicos, donde se evidencia mayor rezago?

    Los privados están comprendiendo la importancia del inglés. Los
    públicos deben hacer un proceso de interiorización, una campaña de
    reconocimiento del inglés, desde el preescolar. Es necesario capacitar
    al docente en el aprendizaje del idioma.

    ¿Qué se requiere para ser bilingüe?

    Es un proceso que lleva de 7 a 10 años. Tenemos que ser capaces de
    escuchar, hablar, leer y escribir en inglés. El cerebro es más
    elástico desde el nacimiento hasta los seis o siete años, edad
    perfecta para imitar los sonidos del idioma con excelente
    pronunciación. El bilingüismo comienza al nacer y, si no se puede, a
    los tres años; no en sexto ni en décimo grado, como pasa en algunos
    colegios. El bilingüismo no es aprender un idioma extranjero. Es
    estudiarlo dentro de un contexto de cultura.

    ¿Qué es mejor: capacitar a un profesor colombiano o traer uno del extranjero?

    Hay que capacitar y preparar a docentes colombianos con estructuras de
    intercambio binacionales para que estén inmersos en el inglés.

    ¿Cuál es la mejor forma de capacitarlos?

    Hay que ver el inglés como una inversión en capital humano. Una forma
    es crear en las universidades programas curriculares donde se enseñen
    varias asignaturas en inglés y se exija un número de créditos al año
    para afianzar este idioma. En el caso de quienes ya ejercen la
    docencia, los estudiantes que están a punto de finalizar su
    licenciatura en idiomas pueden, a manera de práctica profesional,
    ayudar a capacitar a estos docentes. Es clave llevarles tecnología
    para apoyar el aprendizaje de este idioma.

    ¿Será que al año 2019 el país podrá decir que es bilingüe?

    Es una buena propuesta, pero no significa que vaya a ser una realidad.
    Ni la infraestructura ni el discurso de los maestros están alineados
    con las propuestas del Gobierno. En Bogotá hay proyectos pilotos de
    bilingüismo en ocho colegios distritales y es algo prometedor, pero
    hay que perfeccionar y ampliar la propuesta.
    Lo importante es que el Gobierno lleve recursos de capacitación a los
    colegios, pues no puede dejar solo al maestro. Debe comenzar desde
    preescolar y reemplazar a las maestras que jubilen por docentes que
    hablen inglés. Si no lo hablan, no contratarlas.

    ¿Cómo hacer para que los estudiantes vean el inglés como una necesidad
    y no como una asignatura más?

    Los estudiantes que tienen acceso a Internet han encontrado espacios
    lúdicos del inglés que les interesan mucho, como la música y el arte,
    pero no soportan el rollo del docente en la escuela. El maestro,
    entonces, tiene que permitir que el estudiante traiga a la escuela lo
    que tiene como interés personal por el inglés e incorporarlo en las
    aulas.

    Colombia, con bajo nivel de inglés

    Una evaluación hecha por el índice EF EPI, un modelo estandarizado de
    medición del inglés, examinó el dominio de ese idioma en 44 países y
    Colombia ocupó el puesto 41, con un nivel muy bajo. Este índice usó
    datos obtenidos en 4 pruebas ‘on-line’ que medían el nivel de inglés
    de 2’368.730 personas entre los años 2007 y 2009. Las pruebas eran de
    comprensión auditiva, lectura, gramática y vocabulario. América
    Latina, en general, no tuvo buen resultado.

    ANDREA LINARES
    REDACTORA DE EL TIEMPO

  2. Buen artículo pues toca un punto interesante en la formación de profesores de inglés para mejorar y también para aprovechar el potencial que tienen otros colombianos que aunque no hayan podido tomar la educación especializada para esto y no sepan hablar, tienen el interés y el deseo de enseñar esa lengua extranjera que es lo más importante para empezar. Se puede aprovechar esas condiciones y brindarles la capacitación que les falta, se invierte en lo nuestro y se le da calidad a este proyecto.

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s