Una escuela de español en Leticia


Colombia es en definitiva, un país fuera del común y en él encuentras de todo. La buena fama de tener el mejor español del mundo tampoco es gratuita y sea que esto pueda ser discutible con otros paises hispanohablantes, lo cierto es que es uno de los mejores centros para aprender el idioma de Cervantes. Bueno, seguro usted pensará que le vamos a recomendar escuelas de español en cualquiera de las principales ciudades del país. Pues no: vamos a hablar de Leticia y cómo aprender español en medio del Amazonas.

Paulo Silva y Alejandra Palacios son colombo-suecos y acaban de construir e inaugurar un nuevo hotel con su respectiva escuela de español para extranjeros. El lugar elegido no deja de ser interesante y existante: la ciudad colombiana en medio de las selvas del Amazonas, Leticia. Un punto atractivo para el turismo ecologico y cultural en medio de la jungla más importante del mundo. Leticia es puerto internacional a orillas del río Amazonas, porque en ella confluyen tres naciones suramericanas: Brasil, Perú y, por supuesto, Colombia. Una ciudad con calles en tres paises y que comienza a abrirse como una propuesta para el turismo nacional e internacional. Alejandra y Paulo le respondieron a Pasaporte colombiano así:

¿Por qué enseñar español en Leticia?

Porque Leticia es una ciudad pequeña, amigable y fácil de conocer. Rodeda de naturaleza única y exuberante  y una riqueza  etnocultural que la hace un lugar único para aprender cosas nuevas y un idioma como el español.  Tambien la ciudad ofrece un enorme potencial turistico y medio ambiental no solo, como un destino en Colombia sino un destino internacional.

Para nuestros visitantes y estudiantes Leticia es un paraiso ecológico. Además de estar enbellecida por la naturaleza, tiene una mezcla cultural interesante y la riqueza cultural de su gente. Nuestros estudiantes valoran que la gente aquí es de todas partes: de Colombia, del   Perú  y  del Brasil . Así como tambien, existe una variedad de comunidades indígenas que van más allá de las fronteras imaginarias de los países.  Leticia, aunque muchos no lo crean en Colombia, es una ciudad por naturaleza y vocación internacional con muchas oportunidades de aprender cosas nuevas.
¿Cómo es la afluencia de turismo en la ciudad?

Ha aumentado y la tendencia muestra que seguirá aumentando. Es una pena, pero hasta hace pocos años la mayoría de nuestros visitantes eran extranjeros porque son pocos los  colombianos los que podian pagar los tiquetes y también  apreciar el valor de la naturaleza.  Sin embargo, en los últimos años y con la coyuntura de que nuevas aerolíneas han entrado en el mercado, el destino se ha hecho más accesible al mercado colombiano y también de extranjeros que visitan Cartagena y Bogotá.

También recientemente recibimos más volumen de visitantes vía marítima provenientes  de Iquitos y Manaos que vienen a Leticia para luego visitar otras partes de Colombia y en busca de las anheladas playas del Caribe.  Así que la ciudad se ha convertido también en un punto de recepción de viajeros extranjeros para otros destinos nacionales e internacionales, pues son muchos los que vienen a Leticia para tomar en la ciudad fronteriza de Tabatinga los barcos para  Manaos y otros destinos en Brasil.
¿Cómo va el desarrollo de la región? ¿salubridad, educación, oportunidades para la juventud?


Mejorando.  Leticia y el Amazonas es un lugar de mucha prosperidad. La naturaleza es rica y generosa en terminos de alimentos. Aqui, gracias a Dios no nos hace falta el alimento.  Sin embargo , el mayor problema que tenemos es el manejo del agua potable, situación que afecta muchísimo el tema de la salud.  Otra dificultad es la eléctricidad. Tenemos electricidad, sin embargo a un costo económico y medio ambiental muy alto dado que solo funcionan con combustibles fósiles y esto genera un daño ecológico grande en una región donde el ecosistema es supremamente frágil.

Dado el aislamiento geográfico, la educación y la juventud no tiene tanto estimulos como uno desearía.  Contamos con el SENA y la Universidad Nacional, una que otra universidad privada que ofrece algunos programas y cursos a distancia, sin embargo la oferta es muy limitada.  Desafortunadamente Tabatinga, nuestra vecina fronteriza aunque cuenta con algunas universidades tampoco puede ofrecer mayor alternativa. En muchos casos es preferible que la juventud colombiana esté de este lado de la frontera, porque en los últimos tiempos la juventud brasileña ha venido siendo reclutada por pandillas y delicuencia común ligado con el narcotráfico.

Apesar de todos males siempre hay una luz para esta ciudad de los colores o la esquina verde del mundo. Recibimos mucha ayuda de misiones, gente voluntaria, pastores e iglesias y empresas privadas muchas del extranjero que apoyan diferentes proyectos con comunidades indigenas, programas de medio ambiente, capacitación, etc.

Personalmente conocemos y apoyamos esta organización sueca  http://www.ankarstiftelsen.com/ que durante los últimos 15 años ha construido cerca de 60 escuelas en comunidades sobre rio entre las tres fronteras  con la ayuda de voluntarios. Al igual que activamente está buscando soluciones para tener mejor acceso a agua potable y  combatir la diarrea, principal causante de desnutrición y muerte infantil en la región.

Anuncios

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s