Guty Cárdenas en Con su música a Otraparte


Envigado | Otraparte. Soy un convencido de que si a Guty Cárdenas no le hubieran cortado la vida a sus 26 años en 1932 (había nacido en Mérida, Yucatán, México en 1905), hubiera sido, probablemente, más prolífico en bellas canciones que los que para mí —y creo que para la mayoría de “enfermos” por la música— son los dos más grandes: Agustín Lara y Rafael Hernández, o Rafael Hernández y Agustín Lara, en el orden que quiera ponerlos el lector.

Se me ocurre que la preciosa sencillez de Tata Nacho también iba incrustada en las canciones de Guty. Pero me haría interminable si hago paralelos con otros como Lecuona, de quien estuvo muy cerca con la finura de sus obras.

Guty no sólo fue inmenso en sus letras. Fue inmenso en sus melodías y también su calidad interpretativa fue extraordinaria. El sentimiento que imprimía tanto a sus propias canciones, como a las de otros autores, no podría ser más subyugante. Y hablando de ello, perdónenme que vuelva sobre el Flaco de Oro para agradecer, en esta breve reseña sobre Guty, al profesor Gilberto Morales, cuya presencia espero el próximo viernes en El Café de Otraparte, por el disco compacto que me regaló con una gran cantidad de canciones de Lara interpretadas, en forma magistral, por Guty, el Ruiseñor del Mayab. Y pecando por obsesivo aprovecho estas líneas para resaltar que no es cierto que Guty y Lara “no la fueran”; por el contrario, fueron compinches y se me viene a la mente la ocasión en que salieron juntos de una corrida de toros para libar unas copas. Esa tarde, cuentan los biógrafos de uno y otro, en un bar, con las notas de un piano, surgió la bella composición “Tardecita”.

“Peregrino de amor” y “Rayito de sol” y “Nunca” y “Ojos tristes” recorrieron el mundo entero para deleite de todos, melómanos o no. Y las finísimas notas del Caminante del Mayab no se silenciarán nunca.

¿Sus otras obras? Acompáñenos el próximo viernes a las 7:30 p.m. en El Café de Otraparte y las escuchará en sus mejores versiones con el sonido insuperable de preciosos discos de nuestras colecciones en 78 rpm.

———
Hugo Álvarez Restrepo se inició en la poesía en Sonsón, Antioquia, su pueblo natal. Su vida ha girado en torno a la arquitectura (su profesión), la fotografía (ganador de varios premios nacionales), la música (como autor de varias canciones y coleccionista miembro de la Corporación Daniel Uribe), la madera (ex director de Cemade, Centro de la Madera), el ejército (oficial activo de la Reserva Especial y Cónsul en Medellín) y la poesía (su gran amor, en sus especialidades del soneto y la décima).

Canciones de Guty Cárdenas
en discos de 78 r.p.m.

El Café de Otraparte – Entrada Libre

Coordina: Hugo Álvarez Restrepo

Anuncios

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s