El sicario de José Novoa


Llegué 16 años tarde, pero como las lejuras en las que vivo me excusan y vi la película en Medellín, es bueno hablar de esta producción del venezolano-uruguayo José Novoa, quien decidió en 1994 sacar una película sobre mi ciudad a la que entituló ‘Sicario’. La películo ganó 27 premios internacionales y fue además la más taquillera en Venezuela. Incluso en uno de los premios, Huelva 1995, el presidente del jurado fue el premio nóbel peruano Mario Vargas Llosa. La pregunta es cómo fue posible en una producción con ciertos errores semánticos y que además despertó álgidas críticas especialmente en Colombia.

Aunque Novoa le dijo en su momento a El Tiempo que había conocido Medellín, ello es increible. Tampoco es creible que en su producción no demuestre su mala intención para Colombia y su gente (muchas frases de la misma película lo revelan como eso de ‘Colombia es como una guayaba podrida y nosostros somos los gusanos‘ o en varias ocasiones los personajes dicen odiar a Medellín, algo que es ya de hecho falso, porque desconoce de tajo nuestro regionalismo. Imagínese usted, al final Jairo le dice a su novia que no quieren estar más en Medellín y que van a huir a Caracas, como si Caracas no fuera hoy en día una de las ciudades más violentas del mundo.

Novoa descarga en su película todos los prejuicios que tiene de Colombia. Yo siempre he tenido la impresión de que los que menos conocen de Colombia y los que más fácil la condenan, son sin duda nuestros propios hermanos latinoamericanos. Conocemos, nosotros los latinoamericanos, más sobre la realidad de Estados Unidos, España o incluso Alemania, que sobre el país que está a pocos kilómetros de nuestra casa y habla el mismo idioma. Ojalá Novoa venga a Colombia, pero por su película debería ser declarado persona no grata. No porque neguemos nuestra realidad violenta, sino por la condena que hace de un país hermano que conoce de oidas. Utiliza a Colombia como chivo expiatorio para su propia perversión social.

Medellín es Medellín. Una ciudad de blancos y no de morenos como Caracas (y no es racismo por favor, sino que esta cuestión de la raza es un elemento muy fuerte en la realidad colombiana y seguramente una de las causas de nuestros conflictos y los morenos de Medellín son paisas, así sean de descendencia chocuana y ser paisa es algo preciso, marcado por el idioma, la cultura, la manera de ser y de vestir). El acento paisa es inconfundible y no es un acento caribe como el de Caracas. Nosotros decimos ‘vos’ todo el tiempo. Nosotros marcamos bien la ESE y tenemos nuestro propio dialecto.

Medellín puede ser violenta, pero es una ciudad bella. Encima de todo, nos sentimos orgullosos de ella, lo que a mi parecer es un elemento vital para sacarla adelante. Toda película que se haga sobre Medellín con escenarios en el exterior, siempre será una gran pérdida de sentido y de escenografía. ¿Cómo representar las montañas tan inmensas, tan grandiosas y orgullosas de este valle? ¿Cómo hacer en un montaje mediocre los luminosos cuadros de una ciudad moderna en medio de unas sierras andinas tan espectaculares? No, Novoa, vos no conocés a Medellín para nada, ni te lo imaginás. Ni qué decir de la manera en que representa a Cartagena de Indias sin sus murallas y a Bogotá, la Atenas Suraméricana.

Lo único que resaltaría es la actuación misma de Laureano Olivares, el protagonista como Jairo, el joven sicario de 16 años. Una película para olvidar…

 

About these ads

Acerca de Albeiro Rodas

Albeiro Rodas-Torres is a bachelor degree in journalism & social communication from Universidad Pontificia Bolivariana of Medellin, Colombia (1995); English at Limerick Language Center in Ireland; Italian at Universitá per Stranieri of Perugia, Italy and theology and biblical archaeology at Cremisan-Ratisbonne Salesian Theological Institute in Jerusalem. Currently doing a Master in Digital Journalism in UPB and filmmaking at Light Film School. Rodas is based in Cambodia since 1999, doing his own research on human trafficking, Cambodian digital gap and Khmer language. He is the creator of the Don Bosco schools of journalism in Sihanoukville and Kep with young people from poor communities. Medal for Social Commitment UPB (2010); among the 100 more upstanding Colombians abroad (Marca Colombia, 2012, http://www.youtube.com/watch?v=X39xwdGtVXI) and among the '12 Colombians that are making this a better world' 2013 (http://www.colombia.co/en/culture/colombians-that-are-making-this-a-better-world.html).
Esta entrada fue publicada en Conflicto, Cultura, Medellín, Sociedad y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s