No hay tal narconovela y paraconovela… es nuestra historia


Todos los pueblos tienen que vérselas con su propia historia, con los personajes que creó su propia sociedad, para que se hagan conscientes de que la historia macabra no puede volverse a repetir. Recordad personajes como Hittler no es hacerles una apología, sino que es necesario que no los olvidemos.

Todos los pueblos tienen que vérselas con su propia historia, con los personajes que creó su propia sociedad, para que se hagan conscientes de que la historia macabra no puede volverse a repetir. Recordad personajes como Hittler no es hacerles una apología, sino que es necesario que no los olvidemos.

Parece un miedo a mirarnos en nuestro espejo, el esperpento social que tenemos por país y la historia de violencia, corrupción y dramas que nos precede a todos. Y tomamos decisiones con ese mismo tono de narcoterroristas y paramiliares, decisiones absolutas, acallantes, igualmente violentas como parece nos lo enseñaron los mismos narcos, los mismos paras y, agréguele otros actores como los miliares de los falsos positivos, los guerrilleros que secuestran con parafernalias rancias, deprimentes y perversas… a todos estos habría que hacerles también libretos y pasarlos por televisión.

Dizque hay que boicotear la serie Los Tres Caínes de RCN porque no hace honor a las víctimas. Apenas comienza y ya dizque la pueden criticar ciertos sectores que la Revista Semana intuye muy bien: ‘El enemigo de las autodefensas es por definición la izquierda que está representada por múltiples ONG, organizaciones de derechos humanos y columnistas y académicos que constituyen una fuerza importante entre la opinión pública’ (¿Los malos se toman la TV?) Entonces recuerda el boicoteo de Pablo Escobar al periódico El Espectador durante su guerra sucia no contra el Estado colombiano, sino contra todos. Aprendieron bien la lección.

Necesitamos que se siga transmitiendo la serie, porque interesa que se muevan opiniones, que se conozca la historia, que se salgan cosas a flote, que las nuevas generaciones se den cuenta de lo que ha pasado en Colombia y de lo que sigue pasando. Necesitamos que se hagan más series, sobre los falsos positivos, sobre el desplazamiento, sobre el robo de tierras por parte de los grupos armados, sobre el reclutamiento de niños, sobre las minas quiebrapatas.

Todo eso no es narconovela o paranovela o violencia por violencia. Todo eso es la novela histórica en pantalla, la misma que, como pasa con todo, no será exacta en algo, pero para eso están todos estos críticos, para revisarla y no para sentarse desde un ordenador a matar la serie con el tino de un mafioso.

 

Anuncios

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s