Si Colombia tuviera tren


k

Monfujipan, el tren de alta velocidad del Japón, sería un buen modelo para un país montañoso y selvático como Colombia y acercaría nuestras capitales al punto que usted podría vivir en Barranquilla e ir a trabajar todos los días a Bogotá.

Por lo general los medellinenses dicen con orgullo que tienen “el único Metro de Colombia”. Eso es cierto y es loable, pero ser el único de Colombia no es en sí motivo de orgullo. Que un país como Colombia tenga un sólo Metro es motivo de vergüenza. Todas nuestras ciudades, especialmente aquellas con más de un millón de habitantes, deberían tener su Metro. Eso sí sería motivo de orgullo y además la demostración del progreso de una nación. Da en cambio más vergüenza que la capital de Colombia no tenga un Metro y que llevemos tantos años en la discusión del trazado y en la pérdida de tanto dinero en estudios. 

Pero si da vergüenza que nuestras ciudades no tengan Metro – sólo la tenga una y se crea por ello que se tiene mucho – da más tristeza ver que no tenemos líneas férreas nacionales. Un país que ha firmado tratados de libre comercio, que pone su ambición en romper los lazos de pobreza, alcanzar la paz y llegar a un nivel de desarrollo sostenible, no tiene trenes.

Los trenes en cambio son símbolos de modernidad. Lo han sido desde siempre. Ellos fueron los primeros vehículos automatizados por donde entró la revolución industrial en muchas partes del mundo, incluso la colombiana. Antioquia, por ejemplo, que era una región aislada y pobre durante el siglo XIX, comenzó su llamada pujanza sólo cuando los primeros trenes la conectaron con Bogotá y con el mar.

Si Colombia tuviera una red férrea como la alemana, con trenes de alta velocidad, cuya velocidad mínima es de 250 kilómetros por hora, el impacto social y económico sería increíble. Pensemos solamente en el tiempo que tomaría un ciudadano que viajase de Bogotá a las principales ciudades del país en un tren a 250 K/hora:

  • A Medellín se tardaría cerca de una hora en una distancia en línea recta de 247 kilómetros.
  • A Cali se tardaría una hora y algo más en una distancia de 300 kilómetros.
  • A Barranquilla se tardaría 3 horas en un recorrido de 713 kilómetros.

Esto significa que usted podría trabajar en Medellín, Cali o Barranquilla e ir a dormir a su casa en Bogotá y a la inversa.

Significa mayor capacidad de movilización de carga a menos costos y más rápido y por ende, mayor progreso.

Pero si en todo este tiempo apenas tenemos un Metro en Colombia y en Bogotá van varias décadas en la discusión de por dónde ha de pasar, calculo que el tren de alta velocidad colombiano estará listo hacia el 2222.

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s