Lo subjetivo de la conspiración yanqui en América Latina


Seguimos con el chivo expiatorio del “yanqui invasionista, intervencionista, espía y conspiratorio“. Para mí es un mito que se metió en lo hondo de la sangre de los pueblos latinoamericanos y que es difícil de superar por varias cosas:

  • Le conviene a ciertos grupos políticos populistas en la región para ganar adeptos y garantizar una estabilidad en el poder.
  • La evidente indiferencia del pueblos estadounidense y de las políticas de ese país para con la región suramericana.
  • La ignorancia del pueblo sudamericano con respecto al pueblo estadounidense y sus políticas, en parte por la carencia del dominio del idioma inglés.

Vamos por partes:

Populismo

El chavismo tiene mucho que ver con un resurgimiento del populismo como opción política en muchos países de Sudamérica. Aquí en Wikipedia se encuentra una buena definición de lo que es populismo. Especialmente aquella parte que dice:

El populismo tiene ciertos rasgos característicos, como la simplificación dicotómica, el antielitismo (propuestas de igualdad social o que pretendan favorecer a los más débiles), el predominio de los planteamientos emocionales sobre los racionales, la movilización social, el liderazgo carismático, la imprevisibilidad económica, el oportunismo, etc.

Estas formas pueden verse de manera notable en discursos políticos de presidentes como Nicolás Maduro, Rafael Correa, Evo Morales y otros, pero también dentro de países como Colombia, con personajes como Piedad Córdoba.

Los elementos básicos del populismo sudaméricano son siempre los mismos:

  • Los Estados Unidos como el imperio en marcha, que siempre ha intervenido abusivamente en la vida y soberanía de los pueblos del hemisferio occidental. Un ejemplo claro lo presenta el último discurso de Rafael Correa en la Cumbre de las Américas 2015. En lugar de tratar temas serio, acordes con las preocupaciones de los tiempos y la necesidad de mantener una cierta unidad hemisférica, Correa abusa del uso de la palabra para regañar a EEUU por cosas del pasado y tratarlo como su chivo expiatorio en un discurso que parece más el de un estudiante universitario en una asamblea anti-imperialista, que la de un presidente de un país.
  • La idea que sólo el comunismo o cualquier expresión que quiera utilizarse en sofismas como “socialismo del siglo XXI” es la única solución para América Latina. A pesar de las debacles históricas de Rusia, China y Cuba, muchos líderes continúan a exponer dichos sistemas comunistas como la única salida.

La indiferencia estadounidense

Si bien Estados Unidos puede ser acusado históricamente de grandes abusos a los países latinoamericanos con intervencionismo, invasiones, conspiraciones, todo ello se da en un contexto de Guerra Fría que ya es cosa del pasado. Pero si hay algo a lo cual debe acusarse y llamarse la atención a Estados Unidos, es su indiferencia hacia América Latina. Para un estadounidense medio, lo que sucede de México a Argentina no le interesa muy a pesar de medios que cubren la región y reportan como CNN en español y otros.

Para Estados Unidos es más importante Europa, con el Reino Unido a la cabeza, el Medio Oriente y Asia, encabezada por Japón. Esa indiferencia es la que hace que muchos temas de gran importancia para América Latina, no reciban la debida atención.

Nuestra preocupación colombiana debería ser que Estados Unidos comprenda la importancia que tiene un país como Colombia para Estados Unidos y no lo trate como país de última categoría.

La ignorancia sudamericana con respecto a EEUU

Como equivalente a la indiferencia estadounidense, tenemos la ignorancia sudamericana con respecto a Estados Unidos. Por supuesto que los latinoamericanos consumen todas las producciones de Hollywood y todos podrían repetir sin dudarlo el nombre de al menos 10 ciudades estadounidenses. Pregúntele usted a los colombianos que digan el nombre de 10 ciudades ecuatorianas, venezolanas o argentinas…

Pero no se trata de saber el nombre de películas gringas de taquilla. El problema es más profundo. Muchos hablan de EEUU de tal manera que revelan no sólo la manipulación de las tendencias anti-yanquis, sino la superficialidad en ver la realidad geopolítica. Algunas ideas que se tienen:

  • Se cree que Estados Unidos es un país. Evidentemente no. Se trata de una unión de varios países bajo una sola constitución federal, un sólo ejército, pero California y Nueva York son en sí dos estados casi al mismo nivel que lo son Colombia y Venezuela.
  • Se desconoce que los hispanos son la primera minoría étnica: Hablan de EEUU como una región con otro tipo de gente, diferente al latinoamericano. El mismo Correa dice en su discursito escuelero que se trata de dos tipos de personas divididas por el Rio Grande. No sabe Correa que, por ejemplo, en EEUU viven muchos ecuatorianos, hijos y nietos de ecuatorianos, así como hay miles de colombianos y venezolanos, cubanos, argentinos… ¿Podemos despreciar a una región en donde viven nuestros propios hermanos y desconocerlos si tienen un pasaporte estadounidense? Ciertamente no. Es más, EEUU es parte de Latinoamericana y ello puede ser demostrado.
  • No nos interesa hablar inglés: Este es un límite muy serio. Los movimientos comunistas en la región metieron la idea a los latinoamericanos desde la década de 1960 que hablar inglés era prestarse para los procesos de invasión estadounidense en la región. Esto ha representado un desinterés de la gente en dominar el idioma inglés, visto como el idioma del imperio. Por lo contrario, es necesario aprenderlo, dominarle, ser bilingues, porque sólo así podemos comprender todo lo que dicen y planean.

Es necesario saber que no podemos ver a EEUU como el enemigo, porque no lo es. Es un país complejo, lleno de muchas tendencias. Si bien hay grupos allí que pretenden dominar el mundo y hacerlo a su imagen y semejanza, también existen movimientos que tienen propuestas más amigables para con el resto del mundo, incluida América Latina.

Por más que se quiera criticar, Estados Unidos es una democracia en donde se esboza la libertad como inspiración y en donde la ciencia y la tecnología son vitales para su desarrollo. Entonces un país como Colombia – y hablo del pueblo, no de los gobiernos solamente – debería buscar que EEUU sea un aliado real para su beneficio, en un balance de poderes. Rusia, China, los árabes, todos esos están lejos de los intereses colombianos y ven a Colombia y a sus vecinos como plataformas de ataque a los EEUU. Debemos entender que la destrucción de los EEUU significaría también la destrucción de un país como Colombia.

Lea por ejemplo el artículo que el pasquín ruso RT en español escribe sobre el evento sobre derechos humanos en Corea del Norte realizado en la ONU. La embajadora de EEUU ante la ONU, Samantha Power, es presentada por el pasquín como la que ejerce un acto de censura en contra de miembros de la delegación de Corea del Norte. Cuando se ve el video – por supuesto está en inglés – se ve que los desertores de ese régimen dan una versión de las torturas y desmanes que se realiza en ese país cuando miembros de ese gobierno los interrumpen y comienzan a acusar a EEUU. Lo que la embajadora les dice es que esperen su turno y que respeten la agenda. Los individuos continúan haciendo caso omiso, de ahí que ella pide apagar el micrófono. Al mismo tiempo, los desertores los abuchean y les piden que se callen. Se trata de víctimas de abuso de derechos humanos por ese régimen. Pero RT presenta a la embajadora como la protagonista de un acto de censura. Después viene una serie de comentarios de individuos despotricando de EEUU sin haber hecho un auténtico acercamiento a los hechos y descubrir la artimaña del pasquín ruso, quien se aprovecha de esa tendencia latinoamericana a poner a EEUU como chivo expiatorio, cerrados al diálogo y ciegos en el debate.

Anuncios

One thought on “Lo subjetivo de la conspiración yanqui en América Latina

  1. Resulta terrible enterarse de que un porcentaje importante de la población estadounidense (del entorno rural, lejos de los tópicos hollywoodienses) desconoce incluso que la Tierra gire alrededor del Sol. Qué decir sobre ubicar cualquier Estado o Nación en el mapa que no sea la misma Norteamérica… Patriotismo, orgullo y… La mayor ignorancia. Aprender nos hace libres, ellos son un pueblo esclavo en su mayoría.

Antes de dejar una consulta, asegúrate de haber leído los artículos. Es posible que otras personas hayan hecho tu misma pregunta antes. Revisa otros comentarios. Si crees que no se encuentra tu información, deja tu comentario. Evita escribir en regionalismos. Por ningún motivo se dan consultas privadas.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s