Cómo responder a las autoridades


  • Responde siempre claro, breve y sin extenderte en historias innecesarias.
  • No pierdas la calma, controla tus nervios.
  • Recuerda que el control de viajeros es un derecho y deber de las autoridades, no te enfades por ello.

Muchas personas sufren de fobia al momento de encontrase con las autoridades de inmigración o aduana o las entrevistas obligadas que hacen los oficiales que controlan el pasaporte al ingresar a un país. Aquí algunas recomendaciones prácticas que te podrían facilitar el tránsito por zonas de control internacional. Si no hablas el idioma del país a donde vas, pon todas estas cosas en orden y permite que las autoridades las revisen.

passport-control

  • Parte siempre de este principio: todas las autoridades de inmigración de cualquier país tienen el derecho y la obligación de hacerte preguntas sobre tu propósito de viaje hacia su país, así como el de revisar tu equipaje por razones de seguridad. Esto se hace sin excepción alguna de persona.
  • Nunca pierdas la paciencia frente a preguntas o revisiones de equipaje. Quien pierde la paciencia y comienza a responder con ironía, enfado o insultos, aumenta el tiempo de control y puede ser deportado. Conserva la calma y sigue las instrucciones que te den, así te parezcan muy innecesarias. Vos sabés quién sos vos, pero ninguna autoridad del mundo tiene por qué saber quién sos vos.
  • Controla tus nervios. De la misma manera que el enfado, una persona que demuestra nervios puede crear sospechas en las autoridades y será retenida por más tiempo. Una manera de controlar tus nervios es el pensar que llevas todo en regla y que nadie tiene porque hacerte algún obstáculo si no. Quien nada debe nada teme. Busca la manera de relajarte por ejemplo en la fila de espera, poniendo música de meditación o tu música favorita (obviamente con tus audífonos) o lleva tu libro favorito en la mano. Controla tus nervios.
  • El control comienza desde que sales de tu país. No menosprecies a las autoridades de tu país. Si estas piensan que eres sospechoso, pueden reportarte a las autoridades del país de tu destino. Conserva también la serenidad y trata bien a las autoridades de tu propio país.
  • La agencia de viaje es parte del control. Cuando llegas al aeropuerto y vas a hacer el check-in, ten en cuenta que los funcionarios de la agencia de viaje indagarán muy bien quién eres, tu propósito de viaje y si tus visas y pasaporte están en regla. Si encuentran alguna anomalia, tienen el derecho y deber de suspender tu viaje. También ellos proveerán información a las autoridades si piensan que hay algo sospechoso. No des información falsa ni a las autoridades ni a la agencia de viaje y mucho menos información contradictoria. Podrías meterte en problemas y tu viaje ser suspendido.
  • Revisión de equipaje. Todo tu equipaje, cada cosa que lleves en tus maletas, absolutamente todo, puede ser revisado. Por lo tanto, prepara bien tus maletas, informate de las cosas que están prohibidas o requieren permiso especial, no permitas que nadie prepare tu maleta, no amarres, envuelvas o asegures la maleta de manera hermética (atraerá más a las autoridades, las cuales tienen licencia para destruir sistemas de seguridad). Más información en este artículo.
  • Lleva documentos básicos a la mano y un lapicero. Te recomiendo que lleves siempre a la mano en un viaje internacional lo siguiente:
    • Tu pasaporte.
    • Memoriza el número de la página del pasaporte en donde está la visa de tu país de destino. Si lo dices al oficial que la busca, le darás una buena impresión.
    • Lleva dentro del pasaporte el carné de salud correspondiente si es requisito en dicho país, por ejemplo los colombianos deben tener el carné contra la fiebre amarilla para ingresar a países asiáticos. El carné es amarillo, para más señas. Ponle dentro del pasaporte.
    • Entrégale al oficial la carta de invitación si llevas una o la reservación del hotel (estos dos documentos los imprimes y los presentas si los tienes).
    • Lleva a mano tu tarjeta de crédito o el balance de tu cuenta en el banco. Muestra eso sólo cuando el oficial te lo pida. Si llevas dinero en efectivo, ponle en orden para mostrarlo sólo si el oficial te lo pide. Recuerda que si llevas más de 10 mil dólares en efectivo, tienes que declararlo en la aduana.
    • Lleva a mano la dirección de la residencia en donde te vas a hospedar (u hotel), incluido un número telefónico de contacto. Puedes mostrarlo al oficial.
    • Si no tienes un hotel reservado o una dirección, escribe en un papel un plan de viaje, por ejemplo el nombre del distrito a donde piensas ir y los hoteles que piensas consultar. Puedes mostrarle eso al oficial.
    • Si vas a estudiar, lleva la dirección de la escuela, la carta de invitación y un número de contacto.
    • Si tienes planeado tomar transporte público desde el aeropuerto al lugar a donde vas, porque nadie te va a esperar, escribe en un papel la dirección del lugar a donde vas y cómo piensas llegar allí (por Metro… tengo que ir hasta la estación tales… por bus… tengo que tomar la ruta C… bajarme en la parada del distrito pascuales…) Muéstrale eso al oficial.
    • Cuando llegues a la aduana asegúrate de haber llenado bien la declaración. Si tienes algo que declarar, no mientas. Podrías ser multado si mientes. Si no tienes nada que declarar, entrega el formulario al oficial. Si el oficial quiere ver tu equipaje, no te alteres o te asustes. Abre tu equipaje y deja que el oficial revise todo el tiempo que quiera. Si te pregunta algo, responder claramente.
  • Si los oficiales dicen que tienen que hacerte una entrevista más larga y te conducen a una oficina, no te asustes. Sigue a los oficiales con calma y espera que te entrevisten. Eso no quiere decir que seas sospechoso, es posible que hayan elegido a un viajero al azar, aunque a veces los colombianos todos son elegidos al azar. De todas maneras no te sientas mal y responde.
  • Maneras de responder cuando te preguntan (pon atención):
    • Responde siempre SÍ o NO a lugar. No respondes con dudas como “quizá, tal vez, quién sabe, ¿por qué no?, no sé…”
    • No elabores las respuestas dando explicaciones que nadie te ha pedido. Cuando comienzas a elaborar largas respuestas, el oficial pensará que ocultas algo y aumentará el tiempo de la entrevista.
    • No menciones el nombre de personas que nada tienen que ver. Por ejemplo:
      • ¿Quién te espera en el aeropuerto?
      • Mi primo Alberto… pero es posible que venga con mi tío Bonifacio.
      • ¿Quién te ayudó a preparar la maleta?
      • Yo… pero mi novia metió la mano como siempre, usted sabe…
    • Si te preguntan por el propósito de tu viaje, este debe coincidir con el tipo de visa que tienes – si comienzas a decir que vienes a buscar trabajo con una visa de turismo, te van a devolver:
      • Vine a estudiar en la escuela tales – visa de estudiante.
      • Vine a trabajar en la empresa cuales – visa de trabajo.
      • Vine a conocer Disneylandia – visa de turismo.
      • Voy de tránsito hacia China – visa de tránsito.
      • Vine a un panel de expertos – visa de negocios.
    • Si viajas en un grupo, póngase de acuerdo. Todos deben responder de la misma manera, ser consecuentes en sus afirmaciones con el propósito del viaje.
  • No te hagas el listo con las autoridades: Si te hacen una pregunta, responde. No digas cosas como “pues usted sabe” o a tomarle el pelo a los oficiales.

cX0oxy9.gif

Anuncios

Deja un mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s