Cosas que sobran en la construcción de la paz


la-violencia-en-colombia-3-728La construcción de la paz es un proceso y puede tardar años. Pero es un proceso en el cual todos debemos poner algo. Aquellos que acusan el proceso de paz de dar beneficios a los de la Farc y se oponen vehemente a la firma de un acuerdo que pondría fin a cinco décadas de terror y violencia, tienen derecho a exhibir sus razones y a defenderlas. De hecho ello es importante en una democracia. Pero oponerse a un proceso de paz es en realidad difícil, porque ¿quién se opone a la paz? ¿quién aboga por la continuación del conflicto? Es muy legítimo que se exija un proceso de paz transparente y también unas garantías para la distribución de la justicia. Pero ello debe estar balanceado con la necesidad de cesar el camino de las armas. Nadie, en medio de un abaleo y cuando llega la policía, comienza a gritar que manden a la cárcel a quienes aún disparan. Lo primero es hacer que cesen de disparar y para ello es importante un diálogo y en un diálogo, por fuerza, hay un acuerdo que consiste en garantías, compromisos, pérdidas y ganancias. Seguir leyendo