Lo subjetivo de la conspiración yanqui en América Latina


Seguimos con el chivo expiatorio del “yanqui invasionista, intervencionista, espía y conspiratorio“. Para mí es un mito que se metió en lo hondo de la sangre de los pueblos latinoamericanos y que es difícil de superar por varias cosas:

  • Le conviene a ciertos grupos políticos populistas en la región para ganar adeptos y garantizar una estabilidad en el poder.
  • La evidente indiferencia del pueblos estadounidense y de las políticas de ese país para con la región suramericana.
  • La ignorancia del pueblo sudamericano con respecto al pueblo estadounidense y sus políticas, en parte por la carencia del dominio del idioma inglés.

Vamos por partes: Seguir leyendo

No a la GUERRA! Sí a la PAZ!


Choca ver cómo cualquier evento cruento provocado por las Farc genera todo un boom de reacciones en contra de los diálogos de paz en la Habana. Se comprende que ciertas figuras de la oposición quieran demeritar al gobierno de Santos y hagan toda una campaña que se centra justamente en su bandera que es el proceso de paz. Ciertamente dicha acción de la oposición, la de campear en contra del proceso de paz, es tan sólo un movimiento político. Eso quiere decir que el único interés de un movimiento político es derrotar a otro e imponer sus propias políticas. Pero un proceso de paz no es cuestión de un movimiento político, sino que debe ser el interés único de toda una nación. Seguir leyendo

Colombia necesita una capital marítima


f

Cartagena de Indias, uno de los principales centros del Imperio Español en América del Sur.

Nueva York. Las ventajas de una capital marítima son bien conocidas en geopolítica. Todos los poderes de la antigüedad y del presente tienen que ver de manera directa con el mar. Los países sin costas requieren de un enorme esfuerzo económico para la competencia en los mercados internacionales y son objeto de la dependencia en países vecinos con acceso al mar. Esto nos hace comprender las razones por la cual Bolivia insiste tanto en recuperar el acceso al mar perdido con Chile y el porqué los chilenos deberían cooperar más en que ello sea una realidad que le permita a los bolivianos una mejor oportunidad de combatir su pobreza. Pero lo mismo sucede con las ciudades. Seguir leyendo

Países tropicales pobres, países fríos ricos


g

Un molino de viento en Holanda (2014). Foto A. Rodas

Nueva York. Visitar este verano algunos países de Europa y Norteamérica me hizo pensar en las razones por las cuales paises tropicales como los africanos, sudamericanos o sudeste asiáticos se localizan con frecuencia entre los más pobres del planeta, con la excepción de Singapur y Hong Kong, mientras los países más ricos del mundo se encuentran siempre en latitudes gélidas y, entre más cerca a los polos, más ricas sus sociedades. Seguir leyendo

En una potencia hídrica, La Guajira muere de sed


Guajira

El pueblo Wayúu sufre la sequía desde noviembre de 2013 en la cuarta potencia hídrica del mundo, mientras El Cerrejón gasta 10 millones de litros cúbicos de agua diarios. Un sistema hídrico desde Antioquia para la Costa propone el Dr. Piedrahita Muñoz.

Mientras El Cerrejón consume más de 10 millones de litros cúbicos de agua, La Guajira, en donde ésta se ubica, se muere de sed. Pero eso no es todo: en la cuarta potencia hídrica del mundo. Publico aquí una propuesta del destacado ingeniero Alberto Piedrahita Muñoz, quien, con 80 años de edad, sigue con la mente clara y clarividente y con propuestas de vida y de desarrollo para su nación: un sistema de acueducto desde Antioquia que llegue hasta La Guajira:

Colombia potencia hídrica

Colombia es la cuarta potencia hídrica en el mundo, con agua suficiente para contrarestar la sed y la sequía de la Guajira y los estiajes de toda la costa del Caribe, como está sucediendo con el fenómeno del niño, del 2014. Seguir leyendo

Hacia el libre desarrollo de la animalidad de Ordoñez


El 10 de diciembre de 2008 la Senadora del Polo Democrático, Gloria Inés Ramírez, describió las razones por las cuales daba su voto negativo contra la elección de Alejandro Ordóñez como Procurador General de la Nación.  La exposición es clara y simple, distribuida en seis puntos: una elección en medio de un ambiente clientelista, abierto sectarismo religioso que hace una ruptura en la separación Estado e Iglesia (la senadora la llama confesiones religiosas), la falta de neutralidad en la defensa de los derechos humanos en el país, su identidad ideológica y política con el gobierno que le crea dudas sobre su imparcialidad, su carencia de objetividad y por último, la senadora Ramírez concluye que es lamentable que prime el pragmatismo político “sin considerar que por encima de ello deben estar los principios éticos y morales, máxime cuando resulta altamente preocupante que los distintos poderes del Estado y los organismos de control estén siendo copados por los sectores más radicales de la derecha” (Ramírez, 2008, No. 5). Seguir leyendo