Cinco años para desminar a Colombia


  • Colombia es el segundo país con minas antipersonales del mundo después de Afganistán. 
  • La meta es que para el 2021 el país esté libre de minas, según promete el presidente Juan Manuel Santos al recibir ayudas de EEUU y Noruega.
  • ELN y las Farc son los principales sembradores de minas antipersonales en Colombia, de ambos, el ELN ha sido el más dedicado al asunto. 

       Según el Miami Herald, Colombia es el segundo país del mundo después de Afganistán con más minas antipersonales, con alrededor de 11 mil víctimas reportadas desde 1990. Aunque aún no se ha firmado el proceso de paz con las Farc que se espera este año, el gobierno colombiano con el apoyo de Estados Unidos y Noruega, ya hablan de un proceso de desminado que se daría en un espacio de cinco años. “Una paz completa no es posible en un país con minas antipersonales” dijo el presidente Santos en una reunión con expertos en explosivos en Bogotá el pasado 6 de mayo. La meta es que para 2021 Colombia sea un país libre de minas y para ello ya existe una contribución internacional significativa.

TS 50

TS-50, una mina antipersonal italiana producida por Valsella Meccanotenica, una compañía que cerró en 1994 gracias al compromiso italiano de cesar en la producción de este tipo de municiones.

Sigue leyendo

Anuncios

Periodistas se indigan ante pastor por tragedia


¿Qué hubiera hecho usted como periodista si un grupo de niños de una Iglesia protestante mueren calcinados en un bus y el pastor le responde que él no tuvo nada que ver con el accidente, que la Iglesia no es responsable, que el bus lo contrató un hermano de dicha Iglesia que no obra en su nombre y que la culpa es del conductor y encima de todo que se fue del pueblo para ponerse a salvo? Escuchen el audio y vean cómo los periodistas pierden la paciencia al aire y terminan acusándolo… Yo hubiera hecho lo mismo. Recuerda el accidente del ferry en Corea del Sur: el capitán y su tripulación le dicen a los niños que permanezcan en sus sitios, pero ellos son los primeros en saltar a las manos de los rescatadores. Casi 50 niños pertenecientes a la Iglesia Pentecostal de Colombia en el municipio de Fundación (departamento de Magdalena), perecieron cuando la buseta en que viajaban explotó. Las autoridades incriminaron al conductor y a quien contrató el servicio y podrían pagar casi 40 años de cárcel por homicidio culposo, pues la buseta estaba en malas condiciones y el conductor ni siquiera tenía licencia.