Turismo panamericano


Dejemos a Trump solo. Las cosas no son tan sencillas como él las pinta y es posible que se enfrente a desafíos inesperados como una destitución  parlamentaria y por parte de su propio partido – si es que tiene un partido. Pero es importante ver en esta situación las oportunidades que este giro de la historia estadounidense podría tener en regiones como Hispanoamérica. Una de ellas es la diversificación de nuestras economías y la mirada a nuevos mercados del mundo. Pero un sector en el cual los países sudamericanos podrían aprovechar el impacto de la Trumpolítica es el turismo internacional. La administración Obama fue particularmente cuidadosa en incrementar el número de turistas extranjeros al país más visitado del mundo y para ello creó un sistema que facilitó más los viajes desde todos los continentes – algo que Trump ya está por destruir. Tan sólo en 2014 la contribución del turismo internacional al PIB estadounidense fue de 2.5 trillones de dólares. En comparación, Colombia recibió entre el 2010 y el 2014 la suma de 5 mil millones de dólares, una bicoca en comparación con el gigante norteamericano.

cartagena-colombia

Sigue leyendo