Arrestan a líder del Cartel de Panamá


  • De probarse su responsabilidad en el lavado de activos, los Waker podrían ser llamados capos del Cartel de Panamá.
  • La DEA asegura que son los más grandes lavadores de dinero sucio y facilitadores de criminales del mundo.
  • Tienen un emporio económico con compañías en Panamá y Colombia.
  • Panamá es uno de los principales centros de lavado de dineros del narcotráfico de las mafias colombianas, mexicanas y de otras redes criminales. 

Bogotá. Nidal Waked de 48 años de edad, supuesto líder de toda una maquinaria de lavado de activos del narcotráfico colombiano, mexicano y mundial según la DEA, fue arrestado por la policía de Bogotá este 6 de mayo en el aeropuerto. El panameño fue incluido en investigaciones adelantadas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que congeló bienes en 688 compañías con sede en Panamá y Colombia y que tienen estrecha relación con el tráfico de estupefacientes y, con su tío Abdul Waked, aparecen en la Lista Clintón Los Waked son sospechosos de liderar una organización que lava dineros de las mafias a través de poderosas compañías entre las cuales se cuentan centros comerciales, bancos y muchas otras opciones. Los Waked son además los dueños del periódico La Estrella. Por su parte, la policía panameña tomó control del Banco Balboa, propiedad de los dos poderosos capos panameños, mientras que el Grupo Wisa dijo a los medios que todo se trataba de una falsa acusación y que los abogados colaboraría con las autoridades para esclarecer cualquier hecho.  Sigue leyendo

Evo Morales suspende operaciones de la DEA


https://i2.wp.com/www.javno.com/slike/slike_3/r1/g2008/m07/y176259289028065.jpg

El presidente Morales acusó a la DEA de utilizar los programas de lucha contra la producción y envío de drogas como pretexto para conspirar contra su gobierno y pidió a UNASUR que asuma el papel que la DEA realiza en Sudamérica. (Picture by Javno.com)

Las deterioradas relaciones entre Bolivia y Estados Unidos llegaron a su máximo nivel este pasado fin de semana cuando el presidente Evo Morales tomó la decisión de suspender toda actividad operativa de la Agencia de lucha contra las drogas (DEA) en territorio boliviano y la acusó de utilizar los programas de erradicación de cultivos como pretexto para desestabilizar el gobierno y apoyar movimientos golpistas. El presidente lanzó un duro discurso acusatorio en contra de Washington desde Chimoré (Cochabamba), una localidad al centro de la región cocalera del país y en donde la DEA pretendía llevar a cabo un intenso programa de erradicación de más de cinco mil hectáreas excedentes de hojas de coca por año. A cambio solicitó a UNASUR, la asociación de naciones sudamericanas, de asumir el papel que la DEA ha venido desempeñando en la región en relación con la lucha anti-narcóticos. Sigue leyendo