One World Center, una estafa mundial


Estamos en una época de serias crisis mundiales: la destrucción del ecosistema nos pone en peligro de un daño grave a nuestro planeta y a nuestra propia existencia, billones de personas sufren de pobreza extrema, sistemas autoritarios subyugan a naciones, terrorismo, fundamentalismos desquiciados y muchos males. A estas trágicas historias, siempre surgen movimientos deseosos de hacer algo. Las nuevas generaciones quieren tomar las riendas y participar de la solución. El activismo prospera mucho más en la era de las tecnologías de la información y la comunicación. Se crean organizaciones que quieren ir más allá de las fronteras. Pero también, en medio de ese cuadro, surgen los hampones internacionales que pescan en río revuelto. Uno de ellos es un grupo que viene de Dinamarca y que nace en 1970 bajo el nombre de Tvind, pero que se presenta bajo otros – tiene qué hacerlo para prosperar, y uno de esos nombres es One World Center cuyo portal en red es http://oneworldcenter.org/home. Muchos jóvenes colombianos han caído en las garras de este sistema que hace tres cosas: engañar incautos y ponerlos a trabajar para ellos, utilizar la vitrina de proyectos en países pobres, especialmente africanos y enriquecerse a través de toda una red de estafa que logra evadir a las autoridades.

Uno de esos engañados me contactó y pidió que no revelarla su nombre por temor. Pero su historia es necesario divulgarla para que otras personas, especialmente en el mundo hispanoamericano, no se dejen engañar.  Sigue leyendo

Anuncios