Lo subjetivo de la conspiración yanqui en América Latina


Seguimos con el chivo expiatorio del “yanqui invasionista, intervencionista, espía y conspiratorio“. Para mí es un mito que se metió en lo hondo de la sangre de los pueblos latinoamericanos y que es difícil de superar por varias cosas:

  • Le conviene a ciertos grupos políticos populistas en la región para ganar adeptos y garantizar una estabilidad en el poder.
  • La evidente indiferencia del pueblos estadounidense y de las políticas de ese país para con la región suramericana.
  • La ignorancia del pueblo sudamericano con respecto al pueblo estadounidense y sus políticas, en parte por la carencia del dominio del idioma inglés.

Vamos por partes: Sigue leyendo

Crisis colombo-ecuatoriana, la ruda diplomacia


Por lo general la diplomacia como disciplina del derecho internacional es esencial a las relaciones entre los pueblos, aunque en muchas ocasiones esta parece ser una cortina de hipocrecias. Sólo ciertos políticos carismáticos pueden ser considerados maestros de la diplomacia, entre ellos algunos líderes religiosos como el papa Juan Pablo II, el papa Juan XXIII, el Dalai Lama o Ghandi. En la actualidad, el presidente estadounidense Barack Obama se ha convertido en modelo de diplomacia internacional, especialmente demostrado en la cumbre del G20 en donde se ha encontrado con líderes de otros países que discuten abiertamente las políticas económicas de Estados Unidos en medio de la crisis. Un elemento que fue bien tomado por la prensa británica del presidente fue por ejemplo que se refirió al balompié como “fútbol” y no como “soccer” a la usanza norteamericana.

De la parte latinoamericana, destaca el presidente de Brasil, Inazio Lula da Silva que, con su aspecto de intelectual y sus propuestas que engloban espectativas regionales, atrae siempre a la prensa. Sigue leyendo

De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso


“Gran Colombia”, recordad vuestra historia
Decía el Libertador Simón Bolívar que de lo heróico a lo ridiculo no había sino un paso.
Quizá no había temblado la “Gran Colombia” en una crisis tan inesperada como la que se vive en este momento con la muerte de Raul Reyes por parte de la acción militar colombiana que involucró el territorio ecuatoriano. Las decisiones apresuradas  tienen dos posibilidades de explicación: o demuestran  el rango ordinario de líderes prontos a la condena y la la toma de decisiones drásticas o evidencian sus ya largamente pensadas intenciones ante lo cual eventos sorpresivos se hacen circunstancias favorables a sus planes.  También decía el Precursor Antonio Nariño: Sigue leyendo