Diez palabras olvidadas de la jerga colombiana


MGenrsj2374

De una publicidad de Coltejer en 1960.

Definitivamente el español colombiano es rico y expansionista. Con la fama de ser el mejor español del mundo – lo importante es que eso no lo dicen los colombianos, sino otros hispánicos del orbe de Cervantes, aunque ello hay que tomarlo con prudencia -, el país llama la atención por su realidad abrupta en el cual se mezclan, como en sopa, elementos de violencia, mafia, guerrilla, conflictos, pero también sensualidad, riqueza musical, danza, mil proyectos en los cuales destacan los urbanos y la medicina y, por su puesto, los famosos emigrantes colombianos que llevan todas esas cosas a otras latitudes del mundo para bien o para mal. Entre esas cosas que llevan los emigrantes colombianos, pero también las telenovelas, las cuales reemplazan la carencia de una producción constante de cine y que sea lo que sea gustan en el exterior, se meten también los colombianismos.  Seguir leyendo

Cine colombiano encasillado


Tendríamos que romper el encasillamiento temático en el que está el cine colombiano y abrir un abanico de posibilidades aún mayor y creo que es posible. En realidad el tema sicariezco no es malo o deplorable como muchos lo ponen, preocupados más en la “buena imagen” del país que en el desarrollo de su cinematografía. Las películas de Hollywood o de cines tan importantes como el de Hong Kong, pueden ser incluso más violentas que todas estas películas sicariezcas en las que estamos. Lo que en realidad debería preocupar es más bien el encasillamiento, en comenzar una larga repetición de los mismos argumentos con la idea de ganar una audiencia.

Ballesteros y Restrepo

Juan David Restrepo, izquierda y Anderson Ballestero, ambos actores en La Virgen de los Sicarios. Restrepo es en la actualidad director y creador de la producción “En Coma”. Ambos siguen en la interpretación de personajes sicariezcos, los que los encasilla definitivamente. Foto toma de pantalla.

Seguir leyendo

Otra manera de promover a Colombia


El hecho de tener situaciones tan abrumadoras como el accionar de la delincuencia organizada o desorganizada o de cosas tan vergonzosas como bandoleros colombianos en Buenos Aires, Madrid o incluso en Tailandia, no es motivo para dejar de promocionar a nuestra Patria. Por el contrario, es parte del cambio que necesitamos. No podemos claudicar ante el mal y dejar nuestro país a la buena de los malos. Hay que señalar esos malos y también señalar los males y, más aún, señalar las omisiones de los buenos o de los que se creen buenos. Porque muchas acciones y omisiones de los llamados buenos, terminan siendo mal, como el tratar de ocultar la realidad que resquebraja a los desposeídos en aras de “mejorar nuestra imagen”. Seguir leyendo

Países tropicales pobres, países fríos ricos


g

Un molino de viento en Holanda (2014). Foto A. Rodas

Nueva York. Visitar este verano algunos países de Europa y Norteamérica me hizo pensar en las razones por las cuales paises tropicales como los africanos, sudamericanos o sudeste asiáticos se localizan con frecuencia entre los más pobres del planeta, con la excepción de Singapur y Hong Kong, mientras los países más ricos del mundo se encuentran siempre en latitudes gélidas y, entre más cerca a los polos, más ricas sus sociedades. Seguir leyendo

Los nombres y apellidos más comunes en Colombia


Foto cortesía Yalosabes.com.

Foto cortesía Yalosabes.com.

Para saber cuáles son los nombres y apellidos más comunes en Colombia, es necesario acudir al que más sabe de ellos: la Registraduría Nacional (http://www.registraduria.gov.co/rev_electro/articulos/jose_maria.htm). Como cultura de amplio arraigo hispánico, los nombres de origen ibérico son los más comunes y éstos con una gran recurrencia al santoral. Sin embargo, la influencia de los medios y la globalización y la fama de muchos personajes del mundo del cine, la televisión, la música y el deporte, tienen su impacto a la hora de dar un nombre a los hijos. No se pueden olvidar por otro lado los nombres de otros grupos étnicos muchas veces ignorados, pero que tienen su impronta en la identidad colombiana como son los pueblos ancestrales amerindios y los afrocolombianos. Los nombres más comunes en el país del café son José y María, así como el nombre compuesto masculino Jesús María.  Seguir leyendo

Voseo colombiano


g

Mapa tentativo del voseo colombiano según José Joaquín Montes Giraldo (1967).

Desde que escribí este artículo sobre el voseo colombiano en 2007 (¿Vos qué? ¿Cuándo venís a Colombia?), he visto una tendencia a reconocerlo más en foros y redes sociales no sólo por parte de los mismos colombianos, sino de otros países hispanoamericanos. Anteriormente el voseo era muy desconocido y se tenía como característica del habla de argentinos y uruguayos, especialmente, en donde tiene un estatus reconocido como el del tuteo, mientras que en otros países en donde se usa éste, se ha percibido siempre como vulgar, incorrecto, objeto de combate y exclusión de la escuela.  Seguir leyendo

Hacia el libre desarrollo de la animalidad de Ordoñez


El 10 de diciembre de 2008 la Senadora del Polo Democrático, Gloria Inés Ramírez, describió las razones por las cuales daba su voto negativo contra la elección de Alejandro Ordóñez como Procurador General de la Nación.  La exposición es clara y simple, distribuida en seis puntos: una elección en medio de un ambiente clientelista, abierto sectarismo religioso que hace una ruptura en la separación Estado e Iglesia (la senadora la llama confesiones religiosas), la falta de neutralidad en la defensa de los derechos humanos en el país, su identidad ideológica y política con el gobierno que le crea dudas sobre su imparcialidad, su carencia de objetividad y por último, la senadora Ramírez concluye que es lamentable que prime el pragmatismo político “sin considerar que por encima de ello deben estar los principios éticos y morales, máxime cuando resulta altamente preocupante que los distintos poderes del Estado y los organismos de control estén siendo copados por los sectores más radicales de la derecha” (Ramírez, 2008, No. 5). Seguir leyendo